13
Jue, Dic
6 New Articles

¿Qué hay de nuevo? ¡Escucha nuestro Eclectic Mix de Diciembre!

Listas
Typography

El 2018 nos regaló una cantidad casi abrumadora de música nueva, y digo abrumadora porque difícilmente puede darse uno el tiempo de disfrutar y metabolizar un disco completo cuando hay tantos tan buenos a la espera. Pero un melómano empedernido siempre tiene tiempo para aquello que cautiva sus oídos.

En este playlist de Diciembre recapitulamos algunos de los lanzamientos que nos robaron  el corazón este año, entre ellos: Planetarium de Sufjan Stevens, Nico Muhly, Bryce Dessner James McAlister, una joya de dimensiones cósmicas. Cuatro años separan el último lanzamiento de Anna Calvi de Hunter, una delicadeza abrasadora (que además reseñamos por acá). Nine Inch Nails nos regaló también el primer esbozo de un LP (léase aquí) con Bad Witch, el último de su trilogía de EPs; una sinuosa exploración de deliciosa y errática estridencia. MassEducation de St. Vincent también nos refrescó el espíritu con sus cándidos guiños minimalistas.

 

Entre nuestros lanzamientos favoritos del año se encuentra Spirituales de Alex OtaolaTodd Clouser que hacen uso, no sólo de su lenguaje tan propio en la guitarra, sino también de una complicidad que se desdobla en un EP que juega con lo recovecos sonoros del delirio que dormita en el ritual; por la misma línea del delirio están de regreso nada más y nada menos que The Residents con Intruders, un disco disonante y sombrío, como es su costumbre, que responde al peso de un sueño vívido, a ratos incómodo y discordante, a ratos ágil y reconfortante. En medio de un imperioso traqueteo de poliritmias que se conjugan cual caleidoscopio, quedamos hipnotizados con Bran Coucou de PinioL, que quiebra los paisajes que bosqueja y en la repetición de los patrones que quedan, se asoma un cambio imperceptible que termina por ser brutal. Lamp Lit Project de los Dirty Projectors es un estallido de colores y texturas, entrañable de tan ducle y juguetón. Escrito casi como si se tratara de correspondencia entre la guitarra de Gyan Riley y el violín de Timba Harris, Nethermead de Duo Probosci nos deleita con siete piezas que, como responden a la música electroacústica, exudan un folklor propio. Wild Ferment de The Steams es una belleza que combina elementos (e instrumentos) de la música tradicional griega con un stoner propio de la increíble escena de Grecia; solemne y estremecedor, hay algo anacrónico, atemporal en las imágenes que germinan de este disco en una caricia, o también con una vertiginosa sacudida (si les roba el aliento también, no dejen de leer nuestra entrevista). Dog Fashion Disco (con quienes platicamos un ratito) lanzó Experiments on Embryos, una maravillosa rearticulación del primer material de la banda: irreverentes, explosivos y pegajosos, el disco termina siendo tan consistente que difícilmente parecería una compilación. Desde Alemania llega Black Salvation con Uncertainty is Bliss que bien podría ser el soundtrack de un western exprecionista; y ¿hay más stoner griego? ¡Hay más!  También, resuena Faith Bender de Supersoul (click aquí) que con su infeccioso guiño de blues te noquean con un golpe elegante. 

En el terreno del pop pasan tantas cosas que es difícil llevar la cuenta y que ésta no resulte enciclopédica; Taemin de SHINee acaba de lanzar un disco homónimo y en japonés, éste es refrescante como la seda tendida frente a la brisa marina; otro de los talentos predilectos de SME, Red Velvet lanzó RBB (Really Bad Boy) apenas este fin de semana; y adentrándonos gustosos por estos terrenos azucarados, Epic de Tokio Machine es un absoluto encanto, juega mucho con la dinámica y con las texturas de 8bits de la música de los videojuegos, para mezclarla con el dubstep y el electro. Además, la anticipación al SS3 (Samurai Sessions 3) de Miyavi nos está matando; desde el viernes ha estado subiendo pequeñas probaditas de éste nuevo disco; la fecha es el 5 de Diciembre. También está a la vuelta de la esquina el nuevo material Grimes (que promete bastante) y finalmente compartimos Ari Ari de Bloodywood; el nombre de la banda le hace justicia al video de esta canción, (si no lo han visto, ¡véanlo ya!) que, desde la India, logró el millón de vistas a nivel internacional. Ari Ari incorpora elementos de música folklórica hindú con el metal, quizás (lo más seguro es que sí), tendremos más música de ellos este el 2019.

Hacer esta playlist fue particularmente complicado. Aunque Spotify puede ser una gran herramienta, hay algo desordenado e impersonal en la plataforma en sí misma: no es tanto la propuesta de un servicio de streaming, sino la relación que promueve en el usuario con la música. No importa mucho si eres un músico reconocido, si no estás en Spotify, es como si no existieras (de los músicos independientes mejor ni hablamos). ¿Realmente se puede escuchar algo con atención cuando la oferta es tan inmensa? ¿A cuántos artistas de nuestro 'descubrimiento semanal' podemos nombrar? Por lo tanto (y por que puedo), en lugar de ser tres los discos destacados de Diciembre, son cinco, y ¿qué tienen estos cinco discos en común? Ninguno se encuentra en Spotify. ¡Disfrútenlos!

DHORIMVISKHA - KOENJI HYAKKEI

Se trata, probablemente, de uno de los mejores lanzamientos del 2019. Calcinante, disruptivo y tan violento, tan estimulante; se precipita por toda suerte de narrativas y frases, que define en un principio con una nitidez pasmosa para destruírlas, desarticularlas, llevarlas hasta sus últimas consecuencias, conjugándolas deliciosamente con su idioma inventado; juega con todas las posibilidades y todos los elementos que tiene a su disposición, tramas intrincados que resplandecen vivaces para apagarse hacia un turbio infierno; cada arco está calculado rigurosamente pese a que su narrativa en sí misma se siente tan espontánea. El Zeuhl es un género maravilloso, siempre en movimiento, que rompe, se impulsa y se alza; un género que comparte rasgos con el progresivo, la música minimalista, el jazz y más, los incorpora y los transpone. La fuerza con la que se desenvuelven las canciones es adictiva, mientras más se escucha, más se pone la piel de gallina. Liderado por Yoshida Tatsuya (conocido también por Ruins), han pasado más de diez años de silencio; recomendamos escudesdecharlo completo y escucharlo muchas veces, pero si nos viéramos forzados a escoger piezas destacadas, éstas serían: Vleztemtraiv, Levhorm y Djebelaki Zomn.

 

MALKHUT - SECRET CHIEFS 3

Escoger éste, de entre los once discos que conformaron el tan esperado Book of Beriah  de John Zorn fue difícil, pero tuvimos que elegir uno, porque al escoger dos o más, siempre queda alguno en discordia, así que nos contentamos con esta maravilla, también para persuadirlos a que busquen los once discos (aquí los encuentran más rápido). Zorn es enemigo acérrimo de los servicios de streaming (y con fundamento), por ello son quizás menos accesibles, ¿pero qué no es más atractivo lo que es menos accesible, más exclusivo? ¿Cómo no persuadirse con ensembles tan ilustres como Klezmerson, Abraxas, Gnostic Trio Banquet of the Spirits, por nombrar algunos? Ahora, de vuelta a Malkhut: Trey Spruance es un genio. Aunque sigue al pie de la letra las partituras de Zorn, se apropia de ellas de tal manera que casi parecería un disco propio; un klezmer alucinante y voraz que se contonea con una naturalidad tan exótica; resuelto, se salpica de surf a su paso, se interrumpe casi con una risita para precipitarse frenéticamente y correr, correr; en su trote se enreda entre parajes cristalianos, disolviéndose intermitente bajo la solemnidad tornasolada de haces cegadores. Hace un par de años Chitzonuyut inauguraba la primera presentación de SC3 en México, escucharla de nueva cuenta, acompañada por el resto del disco, es un placer imprescindible. Entre nuestras muchas consentidas están: Yekinah, Mishkan Ayin. 

HEAD COMPOSER (頭部組成者) - 刑天 XINGTIAN

 Desde Taipei, Taiwan se apersona XingTian. El álbum debut de Head Composer fluye, a veces con la dulce y traslúcida soltura de un rubí; a veces con un carmín agreste y afilado en un psicodélico que coquetea con el stoner y el progresivo a lo largo del rubor de su corriente. XingTian es una figura mitológica China que aparece por primera vez en los grabados de hueso; el caracter que lo simbolizaba era también el caracter de 'hombre'. El disco desarrolla un poco lo preciado y significativo que es la mortalidad del hombre: 'al estar vivas, las personas encuentran la belleza de la muerte, y al morir, invevitablemente, el placer más prístino de la existencia', se lee en la descripción que encuentran en su bandcamp. Entre sus highlights recomendamos念無明 Avidya未來的鬼 Future Ghost, 厭離穢土 Abhorring the Impure Land. 

 

RYORCHESTRA - DMK

¿Más Zeuhl? ¡Más Zeuhl! ¡Y Japonés también! ¿Brutal? Mucho. Dramático y furioso, el debut de Ryorchestra, es un debut que tristemente sólo se puede conseguir a través de Ono Ryoko (el mismo que ha trabajado con Ruins y con Sax Ruins) y no se encuentra en ninguna plataforma. Su estridencia denota una urgencia tan inquietante como un frenesí esquizofrénico de máscaras durante una obra de Kabuki. La marcha retorcida cambia su cadencia, se precipita voraz; se derrite pesadamente; se revienta y salpica como si estuviera hirviendo. Surreal y cautivador como las ensoñaciones de los dormitan pero no duermen profundamente; inquieto como el pulso que sobreviene al sobresalto de una pesadilla. ¿Qué pasaría si David Lynch dirigiera una película con motivos del teatro Kabuki? Tan sólo alcanzo a imaginar que sonaría así. Para conseguirlo, que vale mucho la pena (es un tesoro), pueden contactar a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; el disco cuesta aproximadamente 2,300 JPY. Nuestros highlights son: Laura Palmer (una referencia a Twin Peaks de Lynch), Nafersico Glossolaila.

青丘 ( Blue Hills) - 受け入れと進歩

Se trata de un descubrimiento azaroso en las generosas bóvedas de bandcamp. Lo poco que sabemos de este disco es que fue producido por Ice Cream For Crow; el formato de su nombre y de sus canciones no lo hacen el más accesible, y eso es quizás a propósito, al burlarse del formato son inaccesibles, no se puede discutir con una computadora, si el 'formato no es válido', éste no es válido y hay que cambiarlo, o encontrar por los márgenes un común acuerdo (o un código en común). El disco es tan sintético, es casi como si una computadora lo hubiera escrito a causa de un glitch. A lo largo del disco juegan mucho con las formas, se burlan de ellas también; en medio de los lugares comunes de sus narrativas, siempre hay un discreto desasosiego latente. Al estar experimentando, cambian abruptamente de un entorno a otro, simulación tras simulación; a ratos la música es casi fársica, después nos sorprende con una nostalgia artificiosa, borrosa de tan palpable. Se nota el cuidado y el trabajo que hay detrás de las piezas que bien podrían pertenecer a un juego de realidad aumentada. No dejen de escuchar: 下がらない 1987, liͥfeͤ cͨycͨleͤ P O E T I C nonsense.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS