19
Vie, Oct
5 New Articles

Un año más de música: 2017 en 20 discos

Listas
Typography

Como cada año, llega el momento de echar la mirada atrás y recordar todos los discos con los que muchos han disfrutado a lo largo de los últimos meses e intentar elegir aquellos que nos han parecido mejores.

Siendo sinceros pocos discos memorables fueron lanzados este 2017. Pocas sorpresas audibles, así como producciones de varios músicos que eran muy esperadas y que al final resultaron decepcionantes marcaron tendencia estos meses.

Nuestra lista no lleva un orden tal cual, solo fue realizada tras semanas de elegir listados, cálculos, revisiones y deliberaciones para elegir los discos con mejor calidad comercial a nuestro parecer del año. Tampoco segregamos por género, evaluamos la calidad de cada disco por su propia valía y como aporte al mundo musical.

 

Chelsea Wolfe – Hiss Spun

La oscuridad es un territorio vasto lleno de matices. Desde la publicación de “Abyss” (2015), Chelsea Wolfe se ha dispuesto a explorar este universo, transmutándolo y pariendo a una criatura híbrida, la que no teme en cruzarse con el metal de corte más letárgico, como el sludge o el doom. Quien comenzó su carrera dentro del darkwave, ahora vuelve a reafirmar su curiosidad por mutar sonoridades e inmiscuirse en ritmos más toscos, construyendo así un imaginario lleno de capas de sonido y voces etéreas con una lírica sombría. Valiéndose de una impronta de clásicos de la estética gótica, Wolfe logra abrir su propio sendero sombrío a pasos firmes.

 

Feist – Pleasure

Los momentos de placer de los que habla Leslie Feist en su LP Pleasure, se sienten sinceros, cercanos, y casi mundanos. En temas como Any Party nos habla de cómo la mejor fiesta a veces sólo necesita dos personas, mientras rasga las cuerdas de su guitarra sin pretensiones y su voz suena como un abrazo. En I’m Not Running Away, deja en claro que siempre es un trabajo en progreso, pero uno que mantiene un espíritu joven mientras sus canciones maduran con poesía que recordamos viendo hacia el sol con los ojos cerrados.

 

Liam Gallagher – As You Were

Nos alegra volver a tener a uno de los mayores iconos de la música británica de los 90 más en activo. Y sinceramente, si es capaz de seguir en esta línea, y viendo las vertientes que Noel está cogiendo con los High Flying Birds, no creo que nos haga falta soñar (de momento) con una reunión de Oasis. Liam está vivo señores, y viene dispuesto a volver a dejar su huella.

 

Zola Jesus – Okovi

Zola Jesus vuelve de nuevo con su anterior casa discográfica Sacred Bones, con la que empezó y que había aparcado con Taiga, trabajando con MUTE. De regreso a su origen, no sólo con su anterior sello sino con su estilo lúgubre y sombrío muy parecido a sus anteriores trabajos de 2010 Stridulum y Valusia. Danilova hace una profunda reflexión sobre el derecho a la vida, la fragilidad de las “cadenas” (título del disco) que te unen a la vida.

 

Dead Cross – “Deas Cross”

La agrupación que une nuevamente a Patton y a Lombardo, despliega un nivel de brutalidad amenazante en un viaje de 28 minutos, capaz de destruir todo a su paso. Lejos de la faceta avant-garde explorada en Fantômas, esta nueva apuesta se basa en la mezcla de hardcore punk y thrash metal que avanza de manera apabullante con la fuerza de un huracán entre chillidos, sonidos guturales y un amplio espectro de voces que incluso abren paso a lo melódico, parte de la elasticidad del hombre de Faith No More. Más que un supergrupo, Dead Cross es un interesante estallido de caos y bestialidad en perfecto estado de gracia, demostrando que sus componentes están en mejor forma que nunca.

 

Alt J – Relaxer

Alt J quieren ir al grano con tan sólo 8 cortes en los que recogen ideas del country, el rock con arreglos clásicos, y lo pasan todo por una batidora con un filtro vintage y los sintetizadores de tu Game Boy Color. Lo bueno: este disco es infinitamente más conciso que su predecesor.

 

Wolf Alice – Visions of A Life

Wolf Alice, acaban de llegar, pero denotan una creatividad que los propulsa como candidatos a capitanear esta nueva ola alternativa que se basa en hacer lo que te dé la gana en estudio, sin pensar en el que dirán.

 

Beck – Colors

Nos dejó melancólicos con Morning Phase y decidió experimentar con indie rock, funky y pop para este nuevo trabajo. Y quizá Colors es el mejor nombre que le podía poner, una armonía de mil colores, ninguno parecido al otro, todos distintos al igual que él y su música. De los pocos artistas que ha conseguido que ninguno de sus discos se parezca a otro, en nada más y nada menos que 25 años de carrera musical. Todo un logro en la industria de la música actual. Beck ha sido capaz de renacer una vez más y sin estrellarse, impecable y no es la primera vez que lo hace. Que un artista sea capaz de que su propio estilo sea él y no un estilo concreto de música es algo muy grande.

 

Queens Of The Stone Age – Villains 

Era una apuesta arriesgada y diferente pero que no ha salido por la culata y los mantiene en la cima un tiempo más. Muchos se sentirán decepcionados pero la posibilidad de bailar temas, de ven en cuando, de este grupo es cuanto menos algo inesperado, la pena es que la idea haya salido del despacho de producción. Aun así, nadie puede negar que Queen Of The Stone Age ha vuelto y siguen sonando como nunca.

 

LCD Soundsystem – American Dream

A pesar de prometer un largo adiós, la espera fue breve para volver a tener noticias de LCD Soundsystem. Luego de anunciar su despedida, la que quedó registrada en un show en vivo grabado en el Madison Square Garden, fue cosa de seis años para que James Murphy volviera a ponerle ruedas a su proyecto musical y publicar el cuarto álbum de la banda, ofreciéndonos la fórmula a la que ya nos tiene acostumbrados: colgarse de variantes más bailables del new wave y el post punk al ritmo de sintetizadores, y adhiriendo alguna referencia al krautrock. “American Dream” es un retorno triunfal, demostrando que LCD Soundsystem aún conserva la capacidad de sonar fresco.

 

Run The Jewels – Run The Jewels 3

No es necesario ser explícito cuando todo el mensaje está ahí, latente y expuesto, y Run The Jewels lo supo muy bien con su tercer larga duración. La dupla asesina compuesta por El-P y Killer Mike se despacha un álbum agresivo, uno que dispara hacia todos lados, orquestando un relato que critica el caos político que se vive en el mundo por estos días, y generando una previa al inminente apocalipsis social que se asoma con fuerza. Sin dejarse capturar, los raperos desarrollan un disco hostil, genuino y, sobre todo, muy urgente, con los parámetros necesarios para contraatacar líricamente a las esferas de poder, esas que tanto abusan de nosotros de manera cotidiana.

 

Charlotte Gainsbourg – Rest

En estos tiempos, el acto de interpretar ha perdido valor e incluso se castiga a quien no crea sus propias canciones. A Charlotte siempre se le reclamó eso, con colaboradores como Beck o Jarvis Cocker, pero se pasaba por alto su vocación musical. Su tono susurrante y delicado, invita e intriga, y en su primer álbum en siete años esto queda de manifiesto. Además, ella escribe la mayoría de las letras del disco, impulsada por las muertes de Serge, su padre, y Katy Barry, su hermana, mezcladas por la adicción al alcohol, lo que dotó de ira y pena al disco que, entre tenebroso y bello, empuja a la reflexión y a escuchar, en ese atractivo borde del límite entre vida y muerte.

 

 Arcade Fire – Everything Now

Desde luego el último adjetivo que define a Everything Now es “serio” pues la sátira, el humor y la parodia abundan en cualquier alusión referida a Arcade Fire y su último trabajo. Es un paso más en lo que comenzó con su predecesor, a algunos les agradará y a muchos otros les parecerá una controversia en sí misma y un paso en falso de la banda. De todas formas, hay una certeza clara: música, grupos y artistas evolucionan y seguramente esto no sea más que una etapa concreta en la discografía del sexteto, tal como pasó con U2 y muchos otros.

 

Phoenix – Ti Amo

En su sexto disco de estudio, la banda francesa que se formara un nombre con su indie pop sintetizado y agradable, se pasa al italodisco con canciones especialmente sensuales, bailables y divertidas. Su luminoso sonido sigue más que presente, en esta ocasión dotado de unas líneas de bajo más frenéticas y dinámicas que les acercan a la pista de baile.

 

Björk – Utopia

¿Cómo se rearma un alma tras quedar destruida? ¿Cómo reenfocarse en lo interno tras una tragedia? Björk crea un mundo nuevo, autopoético, desde su perspectiva del amor y de la convergencia humana. Se alía a Arca para producir este disco y, en vez de seguir un trayecto celestial –como hizo después de “Volta” (2007)–, se decide a resignificar lo terrenal. Carne, cuerpo o relaciones ya no son lo mismo para ella y se dedica, en parte de sus canciones más densas a la fecha, a su reconstrucción completa. Paradigmático es el uso de flautas, instrumento que, tal como la voz, depende de la respiración, uno de los resabios de la vida en plenitud, que es lo que celebra Björk.

 

Primus – The Desaturating Seven

Primus, a esta altura del siglo, es una verdadera institución musical que nunca ha postergado una idea por intentar agradar a la crítica. En “The Desaturating Seven” tenemos otra apuesta por una estructuración conceptual del disco. Aparecen en él ritmos disonantes cargados de funk y retoques de metal, junto a una interesante apuesta por la experimentación instrumental en canciones que van in crescendo en intensidad y texturas. En tan sólo siete composiciones, Primus demuestra todo su virtuosismo a la hora de elaborar atmósferas musicales complejas y edificantes. Nadie, después de oír este trabajo, podría aducir un estancamiento en su creatividad artística.

 

Goldfrapp – Silver Eye

No estamos ante el álbum más memorable de Goldfrapp, pero eso no quita que a pesar de algunos momentos menores ‘Silver Eye’ sea del todo disfrutable. No sabemos cómo lo hacen, pero siguen sin producir un mal disco. Y eso, ante todo, es lo más importante del asunto. Está por ver qué nos traerán dentro de unos años (siguiendo el patrón, lo próximo debería ser un disco más calmado, ¿o no?), pero esa es otra historia que a su debido momento ya contaremos.

 

St. Vincent – MASSEDUCTION

Anne Erine Clark es una artista que sabe reinventarse constantemente en cada una de sus entregas. Siempre bajo una vanguardista comprensión sobre lo que es y cómo debe ser la música pop, este nuevo lanzamiento da un paso adelante en su incesante y experimental búsqueda. Más cercana que nunca a los ritmos electrónicos, el disco logra generar una particular comunión entre su característico modo de tocar la guitarra y las cibernéticas emulaciones generada por los sintetizadores. Bajo esta serie de logaritmos, más allá del látex y el neón, MASSEDUCTION es un álbum tan futurista como vintage, combinación solo posible gracias a la genialidad de St. Vincent.

 

 Depeche Mode – Spirit

Con una de las discografías más abultadas dentro del mundo de la música, Depeche Mode ha enarbolado a la electrónica como su bandera de lucha, convirtiéndola en un sello de identidad. “Spirit” viene a complementar esa gran biblioteca sonora con texturas musicales elegantes y envolventes, todo ello adornado por la prolífica voz de Gahan. La creatividad lírica y expresiva de la banda se vuelca y plasma de comienzo a fin en “Spirit”, volviéndose un disco que captura desde lo sensorial y lo emocional. Del trabajo de los británicos emana una genuina sensación de madurez, mezclada con la legitimidad propia del verdadero cancerbero de la electrónica en el siglo XXI.

 

 The Horrors – V

La audacia es un recurso perdido a ratos en la música actual, y por eso es que la valentía de la reinvención es algo digno de celebrar con su mero esbozo. The Horrors hace todo lo anterior y mucho más en su quinto disco, el excelente “V”, que en vez de cambiarlo todo, realiza una actualización a los códigos ya utilizados. La oscuridad y lo gótico se quedan, pero en vez de guitarras y ritmos crudos, las melodías y pulsos más cercanos a la electrónica ochentera se toman el registro. Hay valentía y sentido de la identidad, la que se refuerza a través del cambio, debido a que la banda inglesa se mueve con soltura y fuerza en terrenos que le parecían ajenos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric rock clasicos noticias La banda clásica del rockabilly esta de regreso, con motivo de su 40 aniversario como gru… https://t.co/L5UBPJfpDP
About 5 hours ago
From TweetDeck
Eclectic Electric rock noticias A pesar de su actual receso, el dúo de las hermanas Wilson, Heart lanzará un nuevo trabajo en vivo… https://t.co/B2KpV89ovF
About 8 hours ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter