18
Jue, Oct
5 New Articles

The Claypool Lennon Delirium "Monolith of Phobos"

Discos
Typography

Monolith of Phobos, un viaje psicodélico de la mano de Les Claypool y Sean Lennon

Por un lado tenemos un músico extravagante, virtuoso del bajo y compositor infatigable, creador más que de un estilo de un género musical, alguna vez rechazado para ser miembro de Metallica por sufrir de exceso de talento, Les Claypool que tan solo con Primus, presume 13 extraordinarios álbumes de estudio, además de alternar proyectos musicales paralelos tales como Sausage, Oysterhead, Les Claypool and the Holy Mackerel, Colonel Les Claypool's Fearless Flying Frog Brigade, Colonel Claypool's Bucket of Bernie Brains, aparte dos discos solistas y varias bandas sonoras.

Por el otro lado tenemos al hijo del icónico Beatle John Lennon y la odiada artista japonesa Yoko Ono, el auto declarado practicante del sadomasoquismo Sea Lennon, que a sus 40 años de edad apenas suma tres álbumes de estudio con un estilo musical más convencional, el ultimo del 2006  Friendly Fire, y desde entonces ha colaborado con nombres disímiles como Marianne Faithful, Albert Hammond Jr. y The Ghost of a Saber Tooth Tiger y en proyectos más arriesgados como Cibo Matto, la Yōko Ono/Plastic Ono Band, Deltron 3030 y con Greg Saunier, baterista de Deerhoof.

Pero, ¿Qué tienen ambos en común? De primera mano, pocos podrían pensar en la posibilidad de que los mundos de Les Claypool y Sean Lennon tuvieran algo que ver.

La respuesta está clarísima, en Monolith of Phobos, un álbum delirante en el que elementos aparentemente disímbolos, embonan con la suficiencia conceptual de dos músicos experimentados, que saben complementar sus ideas para crear un discurso coherente.

La historia cuenta que ambos se cruzaron luego de un show de Claypool, en un encuentro que llevó a un Jam, y que encendió la chispa de lo posible.

La mezcla entre la excentricidad de la voz nasal y maligna de Claypool y la delicadeza aterciopelada en la voz de Lennon Jr. (heredada de su padre) es única en este álbum, así como también las líneas de bajo rítmicas y punteadas que funcionan como bases estrambóticas totalmente a la Primus y por el otro lado, las guitarras limpias llenas de fantasía melódica que aporta el joven neoyorquino Sean crean un sonido seductor, arduo y encantador.

Les Claypool suena tan bien como siempre, a pesar de que sólo toca un bajo de 4 cuerdas en este álbum. Sean se encarga de la batería, guitarras y teclados muy hábilmente.

 El disco abre con el track que le da nombre al álbum, un híbrido que mezcla psicodelia con el mundo imaginario musical de Danny Elfman canalizado en las películas de Tim Burton y el surrealismo lírico, todo ello acompañado por el bajo semi slap de Claypool el cual añade texturas de tensión y misterio.

Le sigue “Cricket and the Genie (Movement I, The Delirium)”, tema bien logrado lleno de bagaje psicodélico en la voz de Sean, riffs de bajo con tempos muy Primus y líneas melódicas que por espacios nos remiten a Jethro Tull.

Esta canción tiene un segundo movimiento “Cricket and the Genie (Movement II, Oratorio Di Cricket)” tema que nos introduce en un ambiente oscuro y siniestro. Como un Black Sabbath primigenio, donde permea una guitarra hyper distorsionada que va escupiendo disonancias sin reserva.

“Mr. Wright” es un track que podría pertenecer a cualquiera de las últimas producciones de Primus, pero la incursión de teclados sesenteros por parte de Lennon Jr. le da una nueva dinámica que complementa el virtuosismo en composición del Señor Claypool, todo se revierte en el siguiente tema “Boomerang Baby” donde ahora Mister Les Calypool complementa los arreglos neo psicodélicos y liricas de critica a la generación Millennials o “boomerang generation” de Sean.

“Breath of a Salesman” y “Captain Lariat” son totalmente Primus y nos remiten de inmediato a un Pork Soda más light en baterías, con guitarras en la primera y coros celtas en la segunda al puro estilo Lennon. Le siguen el exquisito y alucinante track folk-rock sesentero “Ohmerica” y la azulada “Oxycontin Girl”, tema que habla de las adicciones con un riff paranoide como fondo y un outro musical que recuerda el King Crimson del 68.

La sorpresa llega con “Bubbles Burst”, un tema épico al más puro estilo del Animals de Pink Floyd y que podría causar la más grande envidia de Kevin Parker creativo y voz de Tame Impala, track lleno de virtuosismo con cambios armónicos inesperados y una melancolía atemporal que desgarra.

El álbum cierra con la nebulosa “There's No Underwear in Space”, tema empapado de sonidos acuosos y atmosféricos con amplios chorus y delays en guitarras que bien pudieron haber salido de la mente del mismo Syd Barrett.

Las guitarras con distorsiones fuzz, el sonido clásico del Mellotron, las líneas de bajo “groovy”, los coros psicodélicos y demás virtuosismos forman un collage musical épico en esta producción.

Monolith of Phobos es una ponderosa propuesta que da frescura a un género que en los últimos años se ha puesto de moda con bandas como Tame Impala, Spiritualized, Animal Collective, Temples y demás, inyectado una dosis extra de calidad, psicodelia y rock progresivo de los sesentas.

Un álbum sorpresivo, extraño, a la vez divertido y oscuro, en general una joyita altamente recomendable y de lo mejor del 2016.

Una producción que es necesario escuchar ya sea en formato de CD o Vinyl, ya que su calidad merece más que un simple mp3.

 

• The Claypool Lennon Delirium

• Monolith of Phobos

• (ATO) 

• ✰ 9.5/10

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric rock noticias A pesar de su actual receso, el dúo de las hermanas Wilson, Heart lanzará un nuevo trabajo en vivo… https://t.co/5AQcJ5mIZk
Less than a minute ago
From TweetDeck
Eclectic Electric rock clasicos noticias La banda clásica del rockabilly esta de regreso, con motivo de su 40 aniversario como gru… https://t.co/m9YrDk7RxM
Less than a minute ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter