18
Dom, Nov
5 New Articles

Reseña: Depeche Mode y el minimalista político álbum “Spirit”

Discos
Typography

Sólo nos hace falta ver las noticias 5 minutos para darnos cuenta de que estamos viviendo momentos tensos, refiriéndonos a política, y así nos lo cuenta Spirit, el decimocuarto LP de Depeche Mode, un que álbum suena potente, con energía y determinación.

Ese toque industrial de los sintetizadores mezclados con la progresión de los acordes y el ritmo contundente de cada tema, deja ya claro que no es un disco sutil; y si a eso le añadimos las letras, este efecto se magnifica; son tan directas que tratar de encajar algún tipo de símbolo o metáfora que rompería toda la inmersión.

Desde el primer track, los de Essex vuelven a apostar una vez más por melodías hipnóticas, paisajes sombríos y producciones regadas de sintetizadores ochentas que recuerdan la habilidad de Martin Gore para la construcción de espacios gélidos y enigmáticos, en especial en cortes como “Cover Me” o “You Move”. Un contexto que se crece con letras que tratan a menudo temas como la decepción en las relaciones –como en la nocturna y bluesera “Poison Heart”–, el hastío y la propagación del nacionalismo en Europa, hecho al que se refiere Dave Gahan en letra de la política “Where’s The Revolution” (“Te han tenido abajo/Te han oprimido/Te han mentido/¿Quién toma tus decisiones?/Tú o tu religión/Tu gobierno, tus países/Tus yonkis de la patria”). Aunque no es la primera vez que Depeche Mode introducen estos temas en sus letras, (lo hicieron en A Broken Frame de 1982 por ejemplo) podemos decir abiertamente que este es su disco más político. Sin ir más lejos, “Going Backwards”, esclarece desde la primera pista todo tipo de dudas acerca del concepto del mismo con las punzantes afirmaciones “No hemos evolucionado/No tenemos respeto/Hemos perdido el control”.

En general la producción es bastante minimalista y se nota la mano de James Ford (productor de Arctic Monkeys), construyendo paisajes sonoros enigmáticos, con unos sintetizadores que recuerdan apropiadamente sonidos ochentas, pero que a pesar de utilizar en su mayoría elementos electrónicos, no apuestan por ningún sonido novedoso, y aunque se adapten bien en cada canción (el órgano lleno de reverb que toca acordes disonantes en Eternal, por ejemplo), en muchos momentos sabe a poco.

Puede que no estemos ante la gran obra maestra de la banda y que “Spirit” este muy distante de “Black Celebration” o “Violator”, aparte que canciones como “Poorman” o “No More (This Is The Last Time)” funcionasen mejor como caras B que en un álbum que se antoja cuanto menos ambicioso, pero desmeritarlo sería tan injusto como caprichoso. ¿Es “Spirit” un disco imprescindible? Quizás no, pero sí necesario y disfrutable en líneas generales.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Eclectic Electric video streaming @Nirvana HOY el histórico Mtv Unplugged de Nirvana cumple 25 años de haber sido grabado, repasa… https://t.co/TRz0w4nhvZ
Less than a minute ago
Eclectic Electric RT @KISSOnline: LickItUp! The Demon @genesimmons having some fun during recent EndOfTheRoad Tour promotion. Tickets for KISS' finale t…
Less than a minute ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter