24
Lun, Sep
9 New Articles

Arcade Fire estrena “Everything Now”, su quinto álbum de estudio

Discos
Typography

Para quienes conocemos sobre la vida y milagros de Arcade Fire, el lanzamiento de un nuevo álbum de los canadienses significa el acontecimiento musical que marcará el año.

Es imposible no generarse expectativa por cada nuevo proyecto, y el “Everything Now”, que sale a la venta oficialmente este viernes 28 de Julio, no es la excepción.

Vamos a dejarlo claro: Los tiempos cambian, los artistas que se respetan buscan evolucionar (aunque algunos se pierdan en el camino), y nunca más tendremos un nuevo “Funeral” como parte de su discografía. Es doloroso, pero las cosas como son.

Probablemente no sea una exageración cuando leemos u oímos decir que los AF son la banda más grande del mundo, o la que redefinió el sonido de su generación. Lo cierto es que al día de hoy son una de las bandas más relevantes de la escena rock contemporánea, y esto gracias a “Funeral”, “Neon Bible” y “The Suburbs”, sus primeras tres producciones, las cuales bebían de la misma fuente y mostraban un interés e involucramiento sinceros por temas tan universales como la muerte, la incertidumbre, la desesperanza o el hacerse mayores. Pero como todos en esta vida, la banda ha sabido asimilar sus miedos y preocupaciones iniciales como parte de su madurez personal, lo cual es perceptible en sus dos últimos álbumes.

Arcade Fire ha ido despojándose de esa complejidad abrumadora que caracterizaba sus primeras composiciones, pero no ha perdido el interés por temas tan actuales como los que aborda en “Everything Now”, aunque eso sí, con un tono más irónico. Este quinto álbum es una crítica directa a la sociedad de la cual formamos parte, donde lo queremos todo ahora, porque podemos tenerlo o porque nos sentimos merecedores de aquello.

La banda no se gasta en sutilezas, aunque cubre el dramatismo de algunas canciones con varias capas de sintetizadores, con una clara influencia de sus productores invitados: estamos hablando de Monsieur Bangalter de Daft Punk, y otros dos igual de ilustres como Mr. Mackey de Pulp y Mr. Barrow, responsable del sonido de Portishead. Pero lo interesante de todo, tal como sucedió con el Reflektor, su pretencioso e incomprendido predecesor, es que AF no ha perdido su esencia, esa grandilocuencia de estadio y la capacidad para poder conmovernos con esa épica que ya es marca de la casa.

Es verdad que “Everything Now” recoge mucho de la new wave, que tiene un himno que es mucho más que un homenaje a ABBA, que hay reminiscencias y claros guiños a Talking Heads, o a ‘Rapture’ de Blondie. Sin embargo, esta nueva aventura resulta mucho más audaz que su predecesora. Carece de complejos, posee una energía que contagia, y una euforia que resulta ciertamente contradictoria si le ponemos atención a las historias que se han propuesto contarnos.

Hablar de Arcade Fire también nos obliga a recordar que existe todo un trabajo minuciosamente elaborado detrás de cada álbum. A lo mejor este quinto álbum puede parecer el menos conceptual de su discografía, pero cada canción está colocada exactamente donde debía para darnos un sentido exacto a la crítica que se han propuesto enrostrarnos. Es increíble como una banda puede lograr hacernos bailar con lágrimas en los ojos.

En estos tiempos del “Todo Ahora”, donde pareciera que ya todo está dicho y que significa un verdadero reto mantenerse en vigencia frente a tantas y tantas propuestas, los quebequenses han sabido ingeniárselas para seguir generando expectativas entre propios y extraños. Aunque menos efectista que el lanzamiento del Reflektor, la maquinaria de marketing que mueve la banda ha sabido mantener el ‘hype’, en parte apoyado de los mensajes encriptados para revelar el nombre del tour y de cada uno de los temas que componen el álbum, pero también a través del lanzamiento de cuatro singles reforzados con unos vídeos que resumen el mood que se vive tras de cada canción.

Frente a lo que muchos fans desencantados puedan estar pensando, es gratificante que una banda como Arcade Fire siga experimentando con ritmos y estilos, no sólo como sinónimo de evolución, sino como una búsqueda de nuevos públicos, ampliando su horizonte de acuerdo a sus expectativas. Es válido que todo artista quiera trascender y lograr un mayor alcance de su obra. Si eres Arcade Fire y tienes los medios para hacerlo, entonces la decisión debería ser celebrada. A estas alturas, para nadie debería ser un secreto que aspiran ser el relevo generacional de bandas del estatus de U2, pero sin perder su identidad e independencia.

Se extraña un poco esos himnos de antaño, esas canciones que puedan tener más de más de 10 años de antigüedad y que sabemos de antemano que sonarán en cada uno de sus conciertos, y que aun así las cantaremos a todo pulmón sin evitar emocionarnos en medio de la multitud. Pero ahí tenemos a ‘Everything Now’ (el single), y a ‘Creature Comfort’, una canción irónica, pero con mucho pounch!, probablemente para disipar la carga emocional que refleja en sus letras.

Especial atención a ‘Put Your Money on Me’ y ‘We Don’t Deserve Love’, ambas siguen la estela de los álbumes previos de ser las joyas reservadas para el final de la travesía.

Un álbum disfrutable de principio a fin y que representa un paso más en la carrera de la banda.

John Serrano – Perú.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric estrenos cine reseñas por @4leggedMyrtle Esta es Buscando a los cines, un thriller con un formato novedoso que… https://t.co/L4kqwW0uTY
Less than a minute ago
From TweetDeck
Eclectic Electric musica estrenos Escucha la nuevo de Grimes, para la serie de Netflix “Hilda” ► https://t.co/jZrAqf73kv
Less than a minute ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter