17
Mié, Oct
3 New Articles

Álbum clásico: a 28 años de “Violator” de Depeche Mode

Discos
Typography

Tras disfrutar de toda la década de los ochenta en clara progresión ascendente, Depeche Mode iniciaron la década de los noventa a lo grande con la publicación del que para muchos es el mejor trabajo de su extensa y exitosa trayectoria.

Comenzaba la última década del siglo XX, musicalmente, con un álbum que concilió al público y a la crítica por igual. Violator es un disco que, sin sucumbir a las necesidades de la industria, apeló a públicos rock y pop por igual y se transformó, inmediatamente, en uno de los fenómenos universales y comerciales más llamativos en la historia de la música.

Vilator es un disco que no tenía nada que ver con lo que se escuchaba en aquellos años, no era hard rock o glam, aunque su estética es fundamental, tampoco un disco del genero alternativo (después llamado grunge), aunque su carácter rupturista es pieza clave para entender otras músicas de la década. Ni siquiera es un disco de rock, más sin embargo rompió barreras audibles y atrajo a públicos de diversos géneros, gracias, quizás, a que no tuvieron miedo en mezclar las poderosísimas influencias que les ayudaron a construir su sonido: Kraftwerk, Sex Pistols, Pink Floyd, Roxy Music, David Bowie, The Human League, Vince Clarke (Yazoo, Erasure)… todos ellos al servicio del talento y la ingeniería del multinstrumentista y principal compositor Martin Gore, el genio tras Depeche Mode.

La banda electrónica más influyente de la historia logró con este disco que mucha gente se desligara de sus tabúes musicales, y esa acción liberadora fue la bisagra para que pudieran entrar en las vísceras de la industria del rock. Sus números los avalan: este fue el primer álbum de la banda (séptimo en su discografía) en alcanzar el Top 10 del Billboard, con más de 13 millones de copias vendidas, liderado por un maxisingle (‘Personal Jesus’) que marcaría la historia de la siguiente generación, consolidado en una gira promocional que tuvo más de un millón de asistentes. Las puertas de la fama mundial estaban abiertas de par en par. Nadie se resistió al encanto de la electrónica marca Depeche Mode.

 

Violator es el disco definitivo para entender el espíritu de la banda, desde su estética portada en negro con la cortada rosa roja, realizada por el fotógrafo Anton Corbijn (quien los acompañaba desde hace una década y que también dirigió sus videos), hasta sus canciones, la esencia misma del disco, donde van brotando las tecnicolores ‘World In My Eyes’, ‘Personal Jesus’, ‘Halo’, ‘Enjoy The Silence’, ‘Policy Of Truth’, ‘Clean’… todas, exquisitas piezas de synthpop con un oscuro eco rock, la firma del destacado productor Flood.

Al menos siete de estas nueve canciones son interpretadas habitualmente todavía hoy en los conciertos del grupo, generando noche tras noche un ambiente tan ceremonioso como festivo entre los fans, siempre convenientemente pastoreados por Dave Gahan.

Fue la carta de presentación definitiva de Depeche Mode, que los puso en la primera línea de la música popular universal, con la gracia de no perder jamás su espíritu de ser una banda electrónica que usa guitarras (y no una banda de rock que usa la electrónica, no se dejen engañar). Esa fórmula aún los hace acreedores de ser una guía sonora que perdura hasta el día de hoy, con canciones que envejecen por el paso inclemente del tiempo, pero que parecen no perder vigencia, ni en su música ni en su discurso. Una obra maestra de principio a fin.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric musica articulo Una simbiosis increíble, chicas y guitarras; Estudio reciente revela que la mitad de los nuevos g… https://t.co/Mrg5wFmZmi
Less than a minute ago
From TweetDeck
Eclectic Electric nuevamusica Y el lider de Radiohead​ sigue dando de que hablar, ahora Thom Yorke estrena “Hands Off The Antarctic… https://t.co/ADKCbKhbZw
Less than a minute ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter