18
Dom, Nov
5 New Articles

A 25 años del álbum clásico de PJ Harvey “Rid Of Me”

Discos
Typography

Después de casi 30 años de carrera, PJ Harvey continúa siendo una de las supervivientes más prolíficas de la década de los 90s. Al lado de Tori Amos Bjork dieron inspiración a artistas como Shirley Manson, Fiona Apple, hasta Meghan Remy St. Vincent. 

Corría el otoño de 1992. Agotada por la intensa gira de presentación de su aclamado disco debut Dry y a duras penas capaz de lamerse las heridas de su reciente ruptura sentimental, Polly Jean Harvey empieza a componer lo que será Rid of Me en su habitación del minúsculo piso que comparte en el barrio de Tottenham. Al borde de una crisis nerviosa, deja atrás la asfixiante urbe para instalarse en Dorset (lugar de residencia de la Polly hasta la actualidad), una apacible localidad pesquera. Lee a Flannery O’Connor y J.D. Salinger, escucha a Tom Waits y Pixies, escribe un nuevo puñado de lacerantes, catárticas canciones. En noviembre ella y su banda –Steve Vaughan al bajo, Rob Ellis como batería– cruzan el charco para actuar en EEUU y encerrarse durante diez días en el estudio de Steve Albini (el flamante productor de Pixies y de In Utero de Nirvana) en un lugar remoto de la nevada Minnesota.

En aislamiento total, con un cancionero que les quema en las entrañas y al amparo de un productor dispuesto a captar lo que allí acontezca en toda su descarnada fiereza, descerrajan las canciones de Rid of Me con una virulencia incómoda, pero al mismo tiempo perturbadoramente seductora. Es la obra de un trío en estado de gracia liderado por la indomable personalidad de una artista que se abría un cráter propio en el panorama musical de la época. Después de Rid of Me ya nada sería igual.

 

Rid Of Me es lo opuesto al disco debut de PJ Harvey, y de ahí su grandeza. Es un álbum visceral, caótico, ruidoso, sudoroso, furioso y gutural. Su autora ha declarado una y otra vez que no es autobiográfico, y que lo suyo en ese momento, era explorar la naturaleza de las relaciones humanas y lo desastrosas que pueden llegar a ser. Rid Of Me es una bestia feral que respira, enseña los dientes, y se abalanza sobre su presa sin contemplaciones. Como los seres humanos, pues. Por el otro lado, no hay manera de hablar de estas catorce canciones sin traer a colación a Steve Albini y su técnica de grabación. Un Steve Albini que se rehusa a ser considerado “productor”. La palabra para definir su trabajo aquí sería “catalizador”. Desnuda los instrumentos, al tiempo que les otorga una potencia inusual, por momentos entierran la voz de Harvey, sólo para darle a cada canción un sentido de urgencia primitiva brutal. Según lo descrito por la propia cantante, Albini no se metió con las canciones ni con su proceso creativo, no dio sugerencias, sólo colocó los micrófonos en el estudio en posiciones estratégicas y dejó que la banda grabara durante tres días casi ininterrumpidamente. Canciones como “Legs”, “Man-Size”, o “Rub It ’Til It Bleeds”, se benefician directamente de la técnica.

La banda se separó al verano siguiente y PJ, ahora con la complicidad de John Parish, Mick Harvey y Jean-Marc Butty, comenzó a florecer en To Bring You My Love (1995) y de ahí hasta la fecha no ha parado de crear obras maestras

La importancia mayor de Rid Of Me es que al paso de los años nos ha dado una de las pocas voces realmente imprescindibles y más grandes de los últimos tiempos en la historia de la música.

Escúchalo en su totalidad vía Spotify

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Eclectic Electric video streaming @Nirvana HOY el histórico Mtv Unplugged de Nirvana cumple 25 años de haber sido grabado, repasa… https://t.co/TRz0w4nhvZ
Less than a minute ago
Eclectic Electric RT @KISSOnline: LickItUp! The Demon @genesimmons having some fun during recent EndOfTheRoad Tour promotion. Tickets for KISS' finale t…
Less than a minute ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter