21
Lun, May
3 New Articles

A 20 años del oscuro disco clásico de Tori Amos “From The Choirgirl Hotel”

Discos
Typography

Tori Amos una mujer capaz de romper tabúes profundos y superar crisis personales usando la música como terapia. El detonador de las oscuras canciones de su cuarto trabajo de estudio “From The Chorgirl Hotel” fue un aborto seguido de una terrible depresión. Afortunadamente encontró en su piano el camino a la catarsis.

From The Chorgirl Hotel es un disco que marco un parteaguas en el sonido de la música de Tori, ya que dejo atrás el minimalismo de su piano solista y se hizo acompañar de un grupo completo por primera ocasión lo que le dio una fuerza nunca antes escuchada en su música e hizo que su sonido se apegara más a un Progressive Rock.

El disco fue lanzado en Inglaterra un 4 de mayo y un día después en EUA de 1998, mismo año en el que Tori abortó, se casó y parió esta maravilla de trabajo, realizado en un estudio de grabación que construyó al lado de su casa en Cornwall, Inglaterra. La fotografía de portada es otra de esas cosas que lo convierten en una obra maestra, estas fueron hechas por Martina Hoogland (las del booklet) y por Katerina Jebb (portada), las de esta última se hicieron con un escáner gigante en el cual se fotocopió a Tori de cuerpo completo.

El disco arranca con Spark (cuyo video denota toda la esencia del disco en sí) esa chispa perdida que desapareció al perder al bebé. Una canción al borde del masoquismo más dañino "Está convencida de que podría retener un glaciar, pero no pudo mantener vivo al bebé" y se sigue castigando "Di que no lo quieres una y otra vez, pero no lo dices en serio". Se crea la atmósfera perfecta, oscura, pesimista, como descender a través de un pozo infinitamente profundo.

 

Cruel es una pieza musical fácil, pero de difícil composición lírica. Podemos asumir que somos crueles, ya sea con nosotros mismos o con los demás, o ambos se pueden dar seguidos como una cadena multifacética. "Puedo ser cruel, no sé por qué" dice la dama pelirroja.

Black Dove (January), oscura y ensombrecida, track donde Tori quiere plasmar reminiscencias de la película Fargo. "Ella era una chica de enero. Nunca delató la demencia, de aquella casita como temible, junto al bosque". Su potencia, dinámicas musicales y la voz de una Tori recién despertada de un sueño caótico la hace una de las más bellas canciones en la discografía de Doña Amos.

Y se viene el Torbellino de Frambuesa o Raspberry Swirl, como un remolino envolvente que invita a cantar, a bailar y a gritar eso de "Yo no soy tu señorita, no pertenezco a tu tribu, en mi jardín no cometí crimen alguno. Si quieres entrar en ella, bueno, más te vale que la hagas un torbellino de frambuesa" La canción más sexual, lésbica y movida que Tori tiene.

El piano queda en un segundo o tercer plano, aquí hay percusiones, cajas de ritmos, bajos, guitarras procesadas. Una canción hecha para su mejor amiga cuando su novio la dejó, una canción para dejar claro que la única persona que puede satisfacerlo es ella, como su amante. "La situación empieza a ser desesperante, cuando a todos los niños les es imposible ser hombres. Todo el mundo sabe que soy su amiga, todo el mundo sabe que soy su hombre".

Jackie's Strength habla sobre Jacqueline Bouvier Kennedy, aunque personalmente creo que es una mirada en retrospectiva desde su propia adolescencia, como se muestra en el video, en el cual he de decir que luce increíblemente hermosa.

Esta es otra de las muestras de como Tori puede hacer la balada más comercialmente bella. Suave y con un dejo de nostalgia hacia ella misma. (Sin olvidar que se casó ese mismo año). Sólo una frase "Si amas lo suficiente mentirás muchísimo".

Y después de todo este apego sentimental nos vamos a tomar una botella de vino, drogarnos con unas cuantas hierbas de algún chamán y darnos cuenta de que cuando bebamos veremos un feto en nuestra copa de vino, y él nos llevará a un mágico viaje por las culturas indígenas y nos dirá que lo acariciemos mientras él dice Iieee. No, esto no lo digo yo, lo dijo Tori al explicar la canción, una muestra más de la genialidad en la locura, lo raro y lo bello, como la canción.

"¿Por qué no puede ser hermoso? ¿Por qué tiene que haber un sacrificio?" Y todos los instrumentos se fusionan en una melodía sexy y la voz parece irse a un mundo lejano, como un escalofrío. De veras, con toda seguridad digo que esta es una de las mejores canciones de este trabajo.

Descendemos un poco y bajamos con los Liquid Diamonds (track favorito de mi hermano), qué, no sé si alguien que la conozca ha notado su increíble connotación sexual, tanto en el título como en el resto de la canción, o es que mi mente es muy pervertida. "Supongo que soy una cosa subacuática, soy un mar corriendo, hay un mar en mí. Está claro ver que se está alzando, pero debo ser diamantes líquidos fluyendo".

Demos paso a Doña cocaína en forma de mujer se muestra viciosa ante tanto cambio armónico. En She's Your Cocaine se ve el lado más salvaje de Tori. Me la hubiera imaginado un millar de veces retorciéndose en el suelo y chupando el micrófono a lo Courtney Love.

Y llega una de las canciones más tristes jamás compuestas por la pelirroja. ¿Cómo puede hacerse una canción tan sumamente triste, bonita y desgarradora? no lo sé, pero ella lo hace con Northem Lad.

"Tenía un muchacho del norte, bueno, no lo "tenía" exactamente, se movía como el Dios solar que pintó eso". Y dice una verdad como un templo, de esas que nadie quiere oir "Chicas tienen que saber, cuando es hora de cambiar la página, cuando solo estás húmeda por la lluvia" y culmina con esa frase que bien podría haber sido el propio título del disco "Cuando los pianos tratan de ser guitarras" y todo, hasta esa frase y su significado que calan hasta los huesos como si fueran una historia propia.

Cuando menos te lo esperas aparece Hotel, con todas sus chicas coristas. Como la cumbre de todo el trabajo hecho, la voz alcanza limites inalcanzables y todo se rompe.

Y de nuevo el auto castigo, Playboy Mommy es una flagelación a su espíritu. Se llama a si misma Mami del Playboy, y le canta a su niñita muerta (porque según ella estaba convencida de que era una niña, y más tarde lo fue), "Luego vino el bebé antes de que pudiera encontrar la magia para mantenerla contenta. Nunca fui la fantasía de lo que tu querías que fuera." No encuentro las palabras para describir esta canción, me limito a poner frases como "Lo voy a decir fuerte aquí junto a tu tumba, esos ángeles nunca podrán ocupar mi lugar."

La canción hace daño hasta al más insensible de los mortales y yo no puedo evitar llorar cuando la escucho, porque además la música es hermosa.

Y el disco termina con la caja de Pandora abierta. Pandora's Acuarium, tal vez el mayor eco del piano en todo el disco con esas tonalidades que van desde un agudo a un grave con tanta facilidad que denota el virtuosismo de Tori. Para mí, personalmente el track más flojo del disco, aunque no por eso malo, pero se dejó fuera algunas mucho mejores como la desgarradora Purple People y que formo parte del lado B del sencillo de Spark. Aunque tiene frases memorables " No te pido que creas en mí, muchacho, creo que estás confundido, no soy Perséfone."

Y la musa al piano se queda ahí, zambullida es su mundo de cristal impenetrable hasta por ella misma, con este disco que recomiendo a todo ser humano viviente, que de seguro sé, que el que lo escuche no podrá dejar escapar a esta mujer nunca más.

Escúchalo en su totalidad vía Spotify

 

Reseña dedicada a Ingrid Pohlenz por su cumpleaños.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric cine recomendacion Esta es “Nunca Estarás a Salvo” el brutal thriller dirigido por Lynne Ramsay protagonizado por… https://t.co/018lT7L2ln
Sábado, 19 Mayo 2018 23:29
Eclectic Electric RT @GTechDesignNet: creativos diseñadores Solo este fin de semana. Encuentra en esta selección los mejores 50 cursos online de Crehana e…
Viernes, 18 Mayo 2018 22:12

Follow @EEmagazineNet on Twitter