17
Mié, Oct
3 New Articles

Reseña | Florence + Machine y su honesto nuevo álbum “High as Hope”

Discos
Typography

“High As Hope” es el cuarto álbum de estudio de Florence Welch y su Florence + The Machine, trabajo donde refleja un crecimiento tanto personal como en sus habilidades para escribir letras todas estas llenas de metáforas y analogías para expresar su persona más allá de cómo percibe al mundo. 

“A los diecisiete años empecé a morirme de hambre.” Este es el tipo de confesión sorprendente que caracteriza a “High as Hope”, trabajo discográfico que nos muestra a Florence Welch descubierta y más vulnerable que nunca, gritando sus secretos más oscuros en una sala que resuena como una catedral; casi como para proclamárselos a ella misma en voz alta por primera vez.

Este es de hecho un tipo diferente de álbum para Welch, uno que ha dado lugar a algunos de sus momentos más tranquilos que son de alguna manera también su más audaces y más seguros. Puede que sea más Florence que The Machine; más “Ship to Wreck” que “Shake It Out”, pero como sigue yendo en contra de los deseos obvios de sus fans (un regreso a los ritmos electrizantes de Lung o a los coros catárticos y limpiadores de demonios de Ceremonials) aquí tiene una cosa muy clara. “High as Hope” es un disco con carácter distintivo porque Welch finalmente se comprometió con un bando en la batalla entre el pop estruendoso y pomposo y la composición confesional.

How Big, How Bold, How Beautiful fue un disco de encrucijada que no pudo decidirse y sufrió por ello. Puede que Hope no sea exactamente lo que le exigíamos, pero es estremecedoramente íntimo, y en este punto el tipo preciso de riesgo que ella necesitaba tomar.

Mientras que los esfuerzos anteriores se sentían como una imposición de la voluntad, Florence y el cuarto álbum de The Machine es el más elegante y fluido de la banda. La composición aquí se siente honesta y natural, con espacio para que cada tema respire. A lo largo de High as Hope, tanto se logra a través de las pausas y el silencio como a través del ritmo o la melodía; es una ingeniosa muestra de moderación que nunca vio la luz del día en los cantos de “Queen of Peace” del predecesor de este álbum.

Por el contrario, gemas como “Grace” y “The End of Love” se sienten liberadas y desplegadas, desinhibidas por la estructuración típica del indie-rock y en su lugar optan por introducciones lentas y aireadas y atmósferas que te envuelven. Hay mucha maduración evidente en el arte de Welch, e incluso si no hay un sencillo masivo para High as Hope para colgarse el sombrero, el disco lo compensa con creces al ser un verdadero álbum, donde las canciones se desangran entre sí y comparten significado en lugar de chocar discordantemente.

Al atenuar la excentricidad tradicional del grupo, han hecho más fácil acentuar sus fortalezas. Los órganos sintetizados y los cuernos distantes que se entrelazan juguetonamente detrás de la voz de Welch en “South London Forever” son impresionantes; la forma en que ella enfatiza mordazmente “Jesucristo” en “Big God” se siente aún más venenosa con una sonoridad que nos remiten inmediatamente a Kate Bush en sus principios y en cuál colabora Kamasi Washingtong; y cuando las cosas finalmente se aceleran percusivamente y con cuerdas arrolladoras en “Patricia” (tema tributo a Patti Smith) realmente se siente como si hubieras llegado a algún lugar dentro de lo “Alto como Esperanza”.

 

 

Como con cualquier giro estético hacia lo mínimo, se hace más fácil resaltar los momentos más grandiosos cuando se debe elegir – y este disco se siente como una ejecución magistral de eso. En el desolado cierre de “No Choir”, Welch, con voz tenue, lo resume todo a la perfección: “Y no habría ningún gran coro para cantar / Ningún coro podría entrar, como dos personas sentadas sin hacer nada.” El pasaje parece indicar que a veces el mayor significado no se deriva de la grandilocuencia y la grandeza – o de los momentos más grandes de la vida – sino de las piezas graduales que componen el rompecabezas más grande; los días que pasamos sentados uno al lado del otro en el sofá que consideramos olvidables pero que tienden a constituir la mayor parte de nuestras vidas. Es la metáfora perfecta de High as Hope, un álbum que habita silenciosamente en el rincón – ofreciendo poco en forma de grandes ganchos o coros – pero que recoge mucho más significado de su humilde enfoque de lo que nunca llegamos a ver en la línea “Felicidad, golpéala como un tren en una pista”.

Al escuchar este álbum habría sido fácil asumir que estaríamos en línea para diez canciones de indie-pop sencillas y acústicamente impulsadas. Tan alta como que Hope es más acústica que eléctrica, seguro – y desaparecieron muchos de los ritmos de adrenalina que lanzaron al grupo al estrellato inicialmente – pero también hay un cambio tangible del tipo de progresiones demasiado lógicas a algo orgánico y completamente libre.

Hay una belleza cruda y discreta que llega de forma bastante inesperada tras el indeciso How Big/Bold/Beautiful y, sin embargo, en el momento perfecto, evitando que el conjunto se convierta en una parodia de sí mismo con imitaciones baratas de éxitos de apogeo. Aquí, hay un carácter que simplemente no puede ser fabricado o extraído de un momento solitario y fuera de contexto. Es una experiencia magníficamente fluida y continua que necesita ser digerida en su totalidad. Welch escribió estas canciones para poner a descansar muchos de los temas de su pasado.

La emoción real y conmovedora se puede sentir en todo momento, desde el dolor en su tembloroso registro inferior hasta el autoritativo triunfo de las notas por las nubes que alcanza sin esfuerzo. El camino más fácil y más probable para el éxito continuado de Welch y compañía habría sido intentar recrear la magia hechizadora de Ceremonials o las cualidades antroposóficas de Lung. Hope no es ninguna de las dos cosas, y eso hace que sea el álbum más honesto y pensando en el futuro que Florence haya hecho nunca.

 

Florence + Machine - High as Hope: ★★★★☆

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric musica articulo Una simbiosis increíble, chicas y guitarras; Estudio reciente revela que la mitad de los nuevos g… https://t.co/Mrg5wFmZmi
Less than a minute ago
From TweetDeck
Eclectic Electric nuevamusica Y el lider de Radiohead​ sigue dando de que hablar, ahora Thom Yorke estrena “Hands Off The Antarctic… https://t.co/ADKCbKhbZw
Less than a minute ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter