20
Mar, Nov
5 New Articles

¿Por qué no me salvaste a mí?: The Girl in the Spider's Web

Peliculas
Typography

Hay veces que es indispensable ir al cine a pasar el tiempo, ver una película es sólo el pretexto y hay películas que hacen justo eso, pero más disimuladamente que la nueva entrega de Millenium: The Girl in the Spider's Web.

Esta nueva adaptación podría haber sido aquella película con la que te encuentras un Domingo por la tarde en TNT, pero no. Es casi irónico, considerando que el formato las cintas suecas fue originalmente para televisión, y a pesar de eso se convirtieron en un fenómeno mundial... y es todavía más irónico porque esta nueva adaptación es justamente lo contrario. Muchos de sus problemas vienen, probablemente, desde la novela en sí misma: esta fue escrita por David Lagercrantz y es evidente, hasta en su transposición al cine, que ya no son los personajes de Stieg Larsson, éstos se han tornado un recipiente, en una idea o un lugar común. La trama es forzada en sí misma, y, por si fuera poco tenemos a Federico Álvarez en lugar de David Fincher, y tal vez ese no sería un problema si Álvarez no hubiera intentado replicar hasta cierto punto el estilo de Fincher. Replicar el estilo de un cineasta no es muy orgánico, y es injusto para Álvarez: la primera secuencia es solo un fantasma  endeble del estallido de Immigrant Song, con nada más y nada menos que Reznor en las riendas, ¿para qué la hizo? No lo sabemos. No hay, realmente, algo que una a estas dos películas más que la fuente de su título, ni siquiera comparten un mismo elenco y son tantos años los que las separan... ¿por qué hacer esta película ahora? ¿A quién va dirigida? No entendemos muy bien cuál fue la estrategia que impulsó este proyecto en primer lugar.

Aunque tiene algunos momentos sofisticados que muestran a Álvarez como un narrador capaz, la escritura del mismo guión es quizás, su más grande defecto: la cinta está demasiado centrada en Lisbeth Salander, descuida a todos sus personajes que terminan por aparecer como una pálida caricatura y no hay fuerza capaz de hacer que te importe ningún personaje. El mismo Mikael Blomkvist es un tibio espejismo que no tiene mucho más impacto que una maleta que Lisbeth hace aparecer en el aereopuerto. Esto es en serio. Una maleta repleta de dildos es más memorable que el co-protagonista... ¿no son los dildos carísimos como para servir a una jugarreta, para empezar? ¿De dónde sacó Lisbeth el tiempo y el dinero para comprarlos, considerando la situación? ¿Es tan fácil accesar a los sistemas de seguridad de organizaciones y/o aereopuertos si se es un buen hacker, o más bien se están burlando de nuestra ignorancia sobre el tema? ¿Por qué estoy inmersa en este tipo de cavilaciones y qué tienen que ver con la película? Tienen que ver con la incompetencia de su narrativa y de todos sus personajes al interactuar con su entorno, un entorno acartonado de por sí. Muchos elementos muy interesantes se desarrollan a penas, otros se desarrollan de más. Es una verdadera lástima que un personaje tan icónico, como es el de Lisbeth Salander, se vea consumido tan a prisa: tres actrices en tan poco tiempo; Claire Foy no acaba de darnos una actuación convincente, pero no es porque no sea capaz, el proyecto no acaba de tener ni pies ni cabeza. 

Al final de cuentas, es una película a la que no hay que prestarle mucha atención, intenta ser como Misión Imposible, pero no consigue llegar ni a sus propios estándares.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Eclectic Electric ''Rotten Apples'' el álbum recompilatorio de The Smashing Pumpkins, HOY cumple 17 años desde su edición ocurrida el… https://t.co/6LLhc9npaw
Less than a minute ago
Eclectic Electric cine musica noticias Irvine Welsh, el autor de los libros que inspiraron la película de Trainspotting y su secu… https://t.co/5OPYkPVCKG
About an hour ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter