14
Mar, Ago
4 New Articles

Se mueve mi carne: Annihilation

Peliculas
Typography

Annihilation es la nueva cinta de Alex Garland, escritor y director de Ex Machina, una cinta puntual y estremecedora que llamó la atención de muchos.

Al tratarse de una película hasta cierto punto independiente, y por ser la ópera prima de Garland, no tuvo mucha difusión y sin embargo, se volvió un fenómeno; ahora que Garland estaba respaldado por dos grandes productoras, por Paramount Films y por Netflix, trailers comenzaban a circular por las redes y por ciertas salas de cine creando una dulce expectativa, el estreno de la cinta se aproximaba y de pronto, se hizo el silencio. Paramount calificó la película de inaccesible y Garland se negó a cambiarla, la película se estrenó en cines de Estados Unidos y China solamente, los usuarios de Netflix del resto del mundo la pueden encontrar desde el lunes en su catálogo… ¿Qué pasó con la película? ¿Es acaso incomprensible? ¡Ya había sido lo suficientemente frustrante ver Ex Machina en una pantalla pequeña! Algo es seguro, la adaptación basada en Annihilation, la novela de Jeff Vandermeer, se hubiera visto radiante en la gran pantalla.

 

Un meteorito, una nave quizás, impacta el faro de una costa solitaria, un prisma tornasolado se ha expandido desde ahí sin control, abarcando y cambiándolo todo con su manto, gelatinoso en apariencia, al que nombran Resplandor. Intentan acercarse sin éxito al Resplandor, mandando diversas expediciones conformadas por científicos y militares; súbitamente aparece un sobreviviente, el esposo enrarecido de nuestra protagonista que regresa de pronto a casa después de estar ausente por un año, colapsa repentinamente frente a ella y su trayecto hacia el hospital se interrumpe por la violenta intervención de las autoridades.

 

Garland narra entre líneas, así construye el personaje de Lena (Natalie Portman) y su relación con Kane (Oscar Isaac), siempre dibuja y articula las imágenes a través de las líneas que se encuentran a su disposición en el espacio; retuerce y reduce los espacios hacia el final de la cinta creando una sensación de traslúcida locura. Lena es bióloga, como se especializa en la naturaleza y la estructura de las células, así como el comportamiento que presentan éstas cuando cancerosas, decide ofrecerse como voluntaria para entrar en el Resplandor y buscar rastros de su esposo y una posible cura para su enfermedad; el recuerdo de él la persigue, como un espasmo luminoso. La película nos regala una perspectiva exuberante y casi contemplativa de lo que puede ser la ciencia ficción (que nos ha regalado una serie de películas deslumbrantes y estremecedoras estos últimos años) y de los distintos niveles de interpretación que puede tener visualmente una cinta de este tipo. Varias películas, unas más complejas que otras, han dejado una enorme huella en el consciente colectivo de los espectadores a través de narrativas más abstractas, más simbólicas, ejemplos como Donnie Darko, 2001: A Space Odyssey, Bladerunner e Inception, por nombrar algunas, que se sirven del lenguaje cinematográfico, más que de los diálogos, para contar y para concluir una cinta, el problema de Annihilation no es para nada su final abierto, su problema es que confunde lo abstracto con lo ambiguo y todo lo que es ambiguo necesariamente va a ser malinterpretado.

 

Cuando el elenco fue entrevistado con respecto a la cinta todos coincidieron en lo mismo: que la cinta estaba abierta a interpretación… Eso indica dos cosas, que el elenco no tenía permitido revelar mucho en torno a la película, y que tampoco tenían muy claro de qué se trataba. Si uno “googlea” Annihilation, la segunda opción más buscada será: “Annihilation explanation”, así que algo faltó en la narración del autor para que esta película fuera clara: interpretar y dialogar son casi sinónimos, pero en el diálogo se llega a un acuerdo, en la interpretación puede haber la ilusión de un acuerdo solamente y dialogar libremente con esta película es complicado, así que SPOILER ALERT, aquí va una posible interpretación.

 

La voraz bipartición de unas células cancerosas constituye, no sólo una de las primeras imágenes que nos regala la cinta, sino un lugar frecuente, una naturaleza y un problema a desarrollar a lo largo de la película. El cáncer es la clave para leer la película. Cinco mujeres encabezan esta expedición, el Resplandor crece, como un tumor que trastoca y altera genéticamente todo cuanto toca, éste es un prisma gigante que refracta la luz, la información genética y las señales de radio, haciendo que todo tenga un brillo iridiscente, que todo el entorno, las plantas y los animales, compartan información genética, casi como una gran conciencia, una naturaleza exacerbada y exuberante, en la que única constante es la transformación. Una de las chicas en la expedición, Cass (Tuva Novotny), que perdió a su hija contra la leucemia antes de ofrecerse como voluntaria, dice algo clave, que es fácil dejar pasar: “de un modo fueron dos pérdidas, mi hermosa hija y la persona que solía ser”. El entorno salvaje que las acecha y las transforma poco a poco, empezando discretamente por sus huellas digitales que se desplazan junto con lo que queda de su lucidez. Lo dicho por Cass se reafirma en los labios de la Doctora Ventress (Jennifer Jason Leigh): “No tengo tiempo, nos estamos desintegrando, nuestros cuerpos tan rápido como nuestras mentes, ¿no lo sientes? Es como la aparición de la demencia. Si no llego al faro pronto, la persona que empezó este viaje no va a ser la que lo termine.” A lo largo de la película siempre hay dobles, como la danza de las células, la causa y el efecto, siempre hay una referencia a la naturaleza autodestructiva del hombre, como lo puede ser el cáncer a nivel celular, o nuestros propios vicios a nivel racional; a estas alturas de la película, la misma Lena ha comprobado cómo sus glóbulos rojos se dividen y uno de estos tiene el brillo tornasolado que tanto caracteriza al interior del Resplandor.

 

La Doctora Ventress tiene cáncer, el cáncer termina por consumirla, pero, ¿qué otra cosa se asocia al cáncer? Muchas veces se ha asociado su aparición a emociones como el rencor y la culpa; es la culpa la que impulsó a Lena a introducirse en el Resplandor, la que la acecha: ella le fue infiel a Kane, que llevado por esa desilusión decide enlistarse en pos de esta peligrosa misión. Lena tiene que enfrentarse a sí misma, confrontar sus remordimientos y sus decisiones para sobrevivir. Cuando llega al faro descubre un cuerpo calcinado, rodeado por el halo de una violenta explosión; una cámara apunta hacia él y reproduce los últimos momentos de un Kane que ha perdido la noción de quién es y que se suicida en un acto quizás de sacrificio o, ya yéndonos muy lejos, de una retorcida iluminación: el Kane que sobrevivió es un doble generado por el núcleo de esta enorme masa iridiscente, una copia exacta de su conciencia y de su cuerpo... tras este descubrimiento, una Lena se enfrenta en su terrible desolación a esta fuente creadora que genera una copia de ella también, una sombra que duplica sus ademanes, que agrede, sólo cuando es agredida, que imita cada paso y cada tropiezo de Lena hasta que ella consigue destruirla, y con ella cae también su gran manto tornasolado. La muerte también es un símbolo de reconstrucción, de obligado renacimiento.

 

Se puede especular que quizás la que regresó es una copia de Lena, pero al final no interesa, porque de igual manera cuando ella consigue volver, regresa como una persona completamente diferente que venció en la confrontación, al igual que Kane, a su manera, y por eso se reconocen más profundamente en los ojos del otro. Si nos centráramos más en esta fuente creadora que habita en el faro, reconociéndola como una extraña forma de vida extraterrestre, es como un espejo, esta extraña criatura que se está adaptando a su entorno al imitarlo, y se adentra progresivamente en él para sobrevivir, como un virus o una bacteria, y lo consigue al formar parte de la nueva Lena, del nuevo Kane. La película se puede seguir analizando, pero sobreanalizar es también otra forma de malinterpretar, tal vez esta película pudo haber sido más clara, tal vez los huecos que deja su narrativa, que es muy abierta, se explican mejor con el libro o son momentos muy personales para su director, es una lástima que Paramount y Garland no pudieran llegar a un discreto acuerdo, como al que llegó esta fuente creadora con su entorno.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric discos reseña critica La banda de Hope Sandoval MazzyStar no estregaron este año un nuevo EP, "Still", te compa… https://t.co/zVnOlwtiwq
About 2 hours ago
From TweetDeck
Eclectic Electric musica noticias trailer La banda clásica del electrónico NewOrder anuncia nuevo documental: "Decades" ► https://t.co/yXeFaMqmr6
About 5 hours ago

Follow @EEmagazineNet on Twitter