16
Mar, Oct
2 New Articles

Estoy empezando a ver gimnastas: Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot

Peliculas
Typography

Gus Van Sant ha regresado a la gran pantalla, impulsado por Amazon Studios, con una cálida biopic que retrata, con una narrativa lúcida que nos remite a sus primeros trabajos, el traqueteado camino que recorre John Callahan, desde su alcoholismo crónico hacia su carrera como un caricaturista que supo, a través de un humor tan agudo como ácido, burlarse de su propia condición.

A través de los años la carrera de Gus Van Sant nos ha regalado una variedad de retratos, muchos de los más fascinantes son también los más trágicos, ésta cinta no es una excepción. Robin Williams fue el que  compró los derechos de la autobiografía de Callahan hacia 1997 y originalmente los tres iban a trabajar juntos en el proyecto. Parecía que el proyecto jamás se concretaría, que jamás llegaría a la pantalla grande, pero el tiempo no le hizo perder su vigencia: la cinta ha llegado en el momento preciso, y llega, además, con un elenco inmejorable que incluye a Joaquin Phoenix en el protagónico, a Rooney Mara, a Jonah Hill y a Jack Black, entre otros. El trabajo de Callahan muchas veces fue considerado contestatario, a pesar de su naturaleza autobiográfica; a él mismo le parecía muy irónico cómo muchas veces las personas que compartían su condición de paraplégico se reían y se identificaban con sus caricaturas, mientras que otros condenaban su humor y su perspectiva, hablando dignamente por una minoría que probablemente no conocían directamente, ¿y qué hay más vigente que eso, hoy en día? La censura está en su apogeo, sólo que disfrazada en un discurso que hábilmente separa lo correcto de lo ‘ofensivo’.

La película se desenvuelve a partir de procesos, que aparecen sobrepuestos en un principio, que acompañan, junto con los encantadores trazos de Callahan, su alcoholismo antes y después del accidente, su negación, su intrincada rehabilitación en compañía de una amalgama de coloridos personajes (caricaturescos, como el trabajo del mismo protagonista) que le enseñan a éste a dejar de victimizarse, mientras caminan a su lado a través de los doce pasos de AA, sin caer en sentimentalismos. Jonah Hill interpreta a Donny, él se vuelve el gurú de Callahan hacia la sobriedad, ‘Y toma agua’ le recuerda antes de colgarle el teléfono.  El discurso que tiene el personaje de sí mismo reaparece, y se resinifica a cada giro como parte de estos procesos que se van desenredando con un manejo magistral de la repetición, de los círculos: Callahan se encuentra en sus días más oscuros con la imagen ilusoria de unos gimnastas que lo llaman, como si se tratara de la muerte; que hacen caso omiso de su presencia, como si se tratara de una motivación. Lo cíclico siempre le ha fascinado Van Sant, y éste siempre encuentra cómo darle un nuevo enfoque en función de la película. El flujo del tiempo que construye para esta cinta es deslumbrante, consistente, con una discreta naturalidad se sirve de estos giros y de la luz para construir un entorno que cambia junto con los personajes; como narrador tiene un instinto muy agudo, juega un poco con la misma naturaleza no-lineal que tiene el pensamiento y los recuerdos, y le rinde con calidez un digno homenaje a Callahan y a su trabajo.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

From TweetDeck
Eclectic Electric rock noticias Grandes noticias para los amantes del shoegaze, la banda clásica de los noventas My Bloody Valentin… https://t.co/rld2e4GDNk
Less than a minute ago
Eclectic Electric RT @EEmagazineNet: rock noticias Soundgarden​ ¿continuara como banda aun sin Chris Cornell​? Los miembros restantes de la banda por fin h…
Miércoles, 10 Octubre 2018 22:13

Follow @EEmagazineNet on Twitter